Tu sesión de retrato

Así que reservaste tu sesión. ¿Ahora que?

A través de un correo electrónico o por chats, discutiremos la selección de locación, así como el vestuario. También estoy abierto para cualquier pregunta o duda que tengas.

Me emociona mucho la oportunidad que me brindas para poder capturarte y retratar lindos momentos. Mi objetivo es tomar fotos bellas y honestas y no simplemente una foto rígida y posada mirando a la cámara (aunque haremos algunas así). Trato de tomar un enfoque documental, utilizando mi comprensión de la luz para crear imágenes que se convertirán en obras de arte que podrás colgar en tu casa y pasar de generación en generación.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a prepararte para tu sesión.

Locación: Juntos, decidiremos la mejor ubicación para las fotos. Podemos realizar la sesión en tu hogar sin problema. Muchos clientes prefieren su hogar debido a la sensación tranquila y personal que brinda. De igual forma tengo muchas ubicaciones en las que me encanta fotografiar regularmente pero también estoy abierto a nuevas ubicaciones. Trata de elegir una ubicación que se adapte a su estilo y personalidad (urbano, rústico, verdor, etc).

Tiempo: Si estamos realizando la sesión en casa, prefiero la mañana, porque es cuando las casas suelen estar mejor iluminadas y el café todavía me mantiene despierto. Si estamos al aire libre tratemos de realizar la sesión muy temprano en la mañana (amanecer) o al atardecer, una o dos horas antes del atardecer proporciona una luz y una atmósfera super linda. La luz suele ser demasiado dura al mediodía y es muy probable que nos derritamos tal cual paleta de helado. Las imágenes de mi portafolio se ven de la manera en que lo hacen en gran parte debido a mi uso de la luz, y créeme que la hora del día tiene un gran impacto.

Duración de la sesión: ¡La buena noticia es que soy súper rápido! Mis sesiones rara vez duran más de una hora. No te preocupes, puedo obtener fácilmente una galería diversa y adecuada en ese tiempo, pero si te animas puedo pasar horas y horas tomando fotos (suelo olvidarme de que transcurre el tiempo).

Qué ponerse: La vestimenta debe ser cómoda y reflejar quién eres como persona. Cómoda no significa que te debe quedar holgada, significa que tu sientas bien con la misma, aunque no lo creas la ropa muy holgada no hace relucir todos tus atributos. Trata de evitar patrones muy pronunciados como figuras geométricas, rayas flores, etc, ya que el ojo tiende a detectar las mismas y toman precedencia sobre tu rostro. Finalmente recuerda planchar un poco la ropa para evitar arrugas muy pronunciadas.

Estaré más que feliz de ayudarte con el vestuario o recomendarte un estilista personal si estás interesado. Sólo házmelo saber.

Cuidado Personal: Toma en cuenta pequeños detalles como uñas, cejas (las mujeres) y rasurado los hombres, son pequeños detalles pero tienen gran influencia en el resultado final. Si eres de las personas que se irritan es mejor realizar esto unos días antes. No tienes que maquillarte y peinarte en un salón de belleza, trata de ir natural, una base, lipstick y peinado es suficiente, sin embargo no voy a quitarte la gracias si es lo que deseas hacer. Usualmente el maquillaje es fácil de editar en postproducción, razón por la cual siempre recomiendo enfocarse primero en el cabello.

Props: no uso accesorios durante mis sesiones; sin embargo, si tienes algo en mente, házmelo saber. Siempre es bueno llevar una cobija o petate para colocarla en el suelo.

Llega a tiempo o prepárate para comenzar a tiempo: recuerda, tu sesión está programada según la luz. Es importante que comencemos a tiempo. Por favor planea bien los temas de tráfico y estacionamiento. Lo mejor es llegar temprano.

¡No puedo esperar para capturarte!

No dudes en hacerme cualquier pregunta que tengas. ¡No vemos pronto! Abrazos Polares